miércoles, 25 de abril de 2018

El cráter de Chicxulub




El cráter de Chicxulub
"La Frontera KT" llamada en alemán: Kreide/Tertiär, es la capa de piedra debajo de la superficie terrestre la cual es abundante en metales raros también encontrados en los cometas y asteroides. Existe la hipótesis de un evento ligado a la extinción acaecido por el choque de un objeto extraterrestre contra la Tierra hace sesenta y seis millones de años, y se plantea que la colisión se produjo cuando un meteorito, asteroide o cometa de unos diez kilómetros de largo atravesó la atmósfera e impactó a 75 000 km/h frente a las actuales costas de Yucatán. Se cree que el impacto causó seis efectos directos sobre la vida en la Tierra, 1- un cráter de unos 200 km de diámetro, el cráter de Chicxulub. 2- cambios en la corteza terrestre 3- también en el clima, con un calentamiento inicial y un enfriamiento posterior. Todo ello provocó o contribuyó a provocar el 4to evento: denominado extinción masiva del Cretácico-Paleógeno, con la desaparición del 76 % de las especies existentes, incluyendo 5to: el fin de los dinosaurios como el escalón más alto de la cadena alimenticia y 6- la posterior ocupación de dicho lugar por los mamíferos, quedando un único grupo de dinosaurios supervivientes, las aves. Todos estos cambios quedaron documentados en el registro geológico, a partir del denominado límite T/K, y supusieron un cambio de era geológica: extinción masiva del Cretácico-Terciario y el fin del Mesozoico  con el inicio del Cenozoico.

El cráter de Chicxulub apoya la teoría postulada por el fallecido Luis Álvarez y su hijo, el geólogo Walter Álvarez, que hace alusión al hecho de que la extinción de numerosos grupos de animales y plantas, incluyendo los dinosaurios podría haber sido el resultado del impacto de un  bólido. La prueba principal del impacto, aparte del cráter en sí, se encuentra en una fina capa de arcilla, presente en el límite K/T de todo el mundo. A finales de la década de 1970, los Álvarez y sus colaboradores informaron que contenía una concentración anormalmente alta de iridio. En esta capa, los niveles de iridio llegaban a 0,006 ppm  en peso o más, los meteoritos contienen unas 0,47 partes por millón de este elemento, de donde se teorizó que el iridio se extendió por la atmósfera cuando el bólido fue vaporizado y que se depositó en la superficie de la Tierra junto con otro material expulsado por el impacto, formando así la  capa de arcilla rica en iridio.

Los Álvarez, ambos trabajando entonces en la Universidad de California Berkeley, postularon que la extinción fue aproximadamente contemporánea con la fecha estimada de la formación del cráter de Chicxulub, que como bien se arguye fue el resultado de un fuerte impacto. Esta teoría goza actualmente de una aceptación amplia, pero no universal, por parte de la comunidad científica. Algunos críticos, entre los que se encuentra el paleontólogo Robert Bakker, argumentan que un impacto tal habría matado a las ranas junto con los dinosaurios, aunque las ranas sobrevivieron a la exteinción.  Sin embargo, Gerta Keller de la Universidad de Princeton, argumentó, por su lado, que recientes muestras de roca de Chicxulub demuestran que el impacto se produjo unos 300 000 años antes de la extinción, de modo que no podría haber sido el factor causante.

El 5 de septiembre de 2007, se sugirió un posible origen para el asteroide que creó el cráter de Chicxulub en un informe publicado en la revista científica Nature. William F. Booke, David Vokrouhlický  y David Nesvormý, argumentaban que una colisión producida hace 160 millones de años en el cinturón de asteroides creó la familia de los asteroides de Baptistina, cuyo miembro superviviente mayor es Baptistina, y sugirieron que el «asteroide de Chicxulub» también era miembro de este grupo, apoyándose en la presencia de cromo en diversos afloramientos del límite K/T y en un meteorito hallado en sedimentos del mismo límite, en el norte del océano Pacífico, que indicarían que podría haber pertenecido a la poco frecuente clase de asteroides llamados "condritas" carbonáceas», clase a la que pertenece la familia de Baptistina. Según Bottke, el aerolito de Chicxulub era un fragmento de unos 60 km de diámetro escindido de un cuerpo padre mucho mayor, de unos 170 km.
En años recientes, se han descubierto otros cráteres como el de Chicxulub, todos entre las latitudes 20°N y 70°N. Entre ellos se pueden mencionar al cráter Silverpit, ubicado en el mar del Norte frente a las costas del Reino Unido, y al cráter Boltysh en Ucrania. Ambos son mucho más pequeños que Chicxulub, pero probablemente fueron causados por objetos de decenas de metros de largo que impactaron contra la Tierra. En marzo de 2010,, y tras una revisión de estudios, 38 expertos de Europa, Estados Unidos, México, Canadá y Japón, confirmaron, en un trabajo publicado por la revista Science, que la extinción masiva que se produjo hacia finales del período Cretácico, hace unos 65,5 millones de años, y que acabó con el dominio de los dinosaurios en la Tierra, fue originada por el impacto de un asteroide. Con ello quedan desvirtuadas otras hipótesis anteriormente postuladas, como la del vulcanismo masivo o la del depósito de microtectitas sobre el cráter con 300 000 años de antelación.

Maracaibo  25   de abril 2018

martes, 24 de abril de 2018

El tablero de ajedrez del diablo II.




El tablero de ajedrez del diablo II.

David Talbot, sugiere al posible autor intelectual de un grave complot en “El tablero de ajedrez del diablo”. El sujeto no es otro que: Allen Dulles, el director de la CIA entre 1953 y 1961 quien fue forzado a dimitir tras el fiasco de Bahía Cochinos, y que también formó parte de la Comisión Warren. Talbot tiene buenas razones para sugerir la culpabilidad de Dulles. No sólo era un hombre poderoso que desconfiaba de JFK, con quien deseaba ajustar cuentas, dice, sino que además. Talbot ya declaró en una entrevista con El Confidencial que: “Robert Kennedy no podía confiar en las agencias de seguridad que habían traicionado a su hermano, como la CIA, el FBI o el Servicio Secreto”. Talbot dice que Dulles presidente de la CIA y su hermano John, secretario de Estado de Dwight E. Eisenhower entre 1953 y 1959, debilitaron y traicionaron a todos los presidentes a los que sirvieron” y al mismo tiempo enumera una larga lista de sus pecados como fue, negociar con la Alemania nazi para capturar a Hitler a cambio de la pervivencia del Reich, la utilización del LSD para programar soldados-zombies, dar el pistoletazo de salida a la era de la hipervigilancia, etc, etc…Muchas de las prácticas aún provocan escalofríos entre los americanos y se originaron durante el período de los Dulles en la CIA.

Según señala el libro de Talbot, Dulles consideraba a Kennedy una potencial amenaza para la seguridad nacional, por lo que deseaba que el país se librase de él. Fue JFK quien terminó forzando la dimisión del diplomático a finales de noviembre de 1963, después de que la invasión de Bahía de Cochinos dejase en evidencia a la CIA y, por extensión, al gobierno estadounidense. Como asegura la historia apócrifa, Kennedy afirmó que le gustaría “romper la CIA en pedazos y arrojarla al viento”. A pesar de su relación con el presidente, que no garantizaba ninguna clase de imparcialidad, Dulles formó parte de la Comisión Warrer, seguramente para evitar que los planes de asesinar a Castro saliesen a la luz. Sintieron que Kennedy, por doloroso que fuera, debía ser retirado. Y Dulles era el encargado del ala de seguridad de esa parte del “establishment·.

 Mi conclusión tras 50 años de investigación es que tenemos que admitir que hay una gran cantidad de pistas circunstanciales que dicen que la CIA, al más alto nivel, se vio envuelta en el encubrimiento”, Talbot ha explicado que probablemente la CIA no actuó ni sola ni por cuenta propia.Durante el período de Kennedy existía la sensación de que había quebrado la hegemonía de la Guerra Fría, que estaba poniendo al país en peligro y que era un presidente joven y sin experiencia”. Por eso,sintieron que por el bien de la nación, aunque fuese doloroso, debía ser retirado. Ese era el consenso sobre él. Y Dulles habría sido la persona, como el ejecutor del ala de seguridad del 'establishment' americano, que se habría encargado del trabajo”.

Maracaibo  24  de abril 2018

El tablero de ajedrez del diablo I.



El tablero de ajedrez del diablo I.

David Talbot (22 de septiembre de 1951) es un periodista estadounidense, autor y ejecutivo de medios, quien  ha investigado y escrito sobre el asesinato de Kennedy y otras áreas de lo que él llama "historia oculta". Talbot ha trabajado como editor principal para la revista Mother Jones y editor de funciones para The San Francisco Examiner, y ha escrito para la revista Time, The New Yorker, Rolling Stone y otras publicaciones. Salon es una revista web con sede en San Francisco, que en 1996, la revista Time la escogió como el sitio web del año. Salon  se separó de la prensa dominante al defender la presidencia de Clinton e investigar el aparato de acusación de derecha encabezado por Kenneth Starr y el representante Henry Hyde.
 
El libro de Talbot, El tablero de ajedrez del diablo: Allen Dulles, la CIA y el aumento del gobierno secreto de Estados Unidos es una biografía que examina la carrera de Allen Dulles. Según Talbot, Dulles orquestó el asesinato de Kennedy a instancias de líderes empresariales que percibieron que el presidente era una amenaza para la seguridad nacional, presionó a Lyndon B. Johnson para que lo nombrara en la Comisión Warren,  y luego arregló para tener a Lee Harvey Oswald como el único responsable del acto. El libro acusa que lo conspiradores en la muerte de JGK también asesinaron a Bobby Kennedy ya que lo percibieron como "un comodín, una amenaza incontrolable" que revelaría la trama

En una crítica para el San Francisco Chronicales, Glenn C.Altschuler declaró: "La acusación de Talbot es larga, variada y sensacionalista, animados por teorías de conspiración, las especulaciones y acusaciones en su libro a menudo van mucho más allá de la evidencia, incluso para aquellos de nosotros inclinados a creer lo peor sobre Allen Dulles". Pero el libro fue elogiado en otros lugares, incluyendo Kirkus Reviews, cuya crítica destacada, lo llamó "una aterradora biografía de poder, manipulación y traición absoluta. ...“Todos los ciudadanos estadounidenses comprometidos deberían leer este libro y tener sus ojos abiertos".
 
El asesinato de JFK es, probablemente, el gran enigma del siglo XX, una pregunta respondida a medias que más de 50 años después sigue dando lugar a toneladas de literatura sobre el tema. No hay personalidad política de esa época –de Fidel Castro a Lyndon Johnson, pasando por la mafia– que en un momento u otro no haya sido protagonista de una teoría de la conspiración. Lo cual no quita para que aún existan muchas dudas sobre lo que de verdad ocurrió en noviembre de 1963, sobre todo aquello que rodea al papel jugado por la Comisión Warren que investigó el caso, y que Bobby Kennedy llegó a calificar de "pieza de artesanía chapucera". 

Maracaibo  24  de abril 2018

lunes, 23 de abril de 2018

Sobre El Gabo y sus escritos



Sobre El Gabo y sus escritos

La prosa de García Márquez puede perseguirse desde su niñez en Aracata (1928) en una secuencia que tempranera la vemos iniciase con “La hojarasca”(1955) dando a luz un episodio premonitor lleno de lirismo de su niñez sin que incursione todavía en el real y maravilloso mundo de lo fantástico, y será de un fragmento del manuscrito de “La hojarasca” como veremos nacer, chispeante y luego a cántaros, la lluvia que Isabel verá caer sobre Macondo. “Isabel viendo llover en Macondo”(1958) aquel aguacero de cuatro días trasmutado en algo de ensueño que abrirá un paréntesis en la vida de El Gabo. Como consecuencia de un reportaje periodístico sale García Márquez exiliado a París para escribir allá “La mala hora”(1961). Inicialmente titulada “cinco minutos de silencio” donde todo un pueblo conmocionado por la aparición de pasquines nocturnos que acusan a los vecinos de pecados, incitan a la autoridad para conducir hasta la muerte a un joven en medio de una atmósfera cargada de ambigüedad que habrá de preceder a “Los funerales de Mamá Grande”(1963) y desde allí, plena de hiperbólica fantasía habrá de ver la luz su magistral “Cien años de soledad”(1967). García Márquez afirmaría entonces con sobrada razón, quela literatura es el mejor juguete que se ha inventado para burlarse de la gente”.

Después habrían de venir, “La increíble historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada”(1972), “El otoño del patriarca”(1975), la “Crónica de una muerte anunciada”(1981), y “El amor en los tiempos de cólera”(1985). Será sobre la creación de “Cien años de soledad” de lo que quiero brevemente conversar en este breve recuento de la narrativa de nuestro admirado premio Nobel. Más explícito no podría ser si utilizo sus propias palabras dadas a conocer por su amigo mexicano Carlos Fuentes al decidirse a sentarse a escribir aquel proyecto que le había tomado 17 años para madurarlo y que redactaría en 14 meses:Jamás he trabajado en soledad comparable, no siento más punto de referencia que quizás Rebelais, sufro como un condenado poniendo a raya la retórica, buscando las leyes como límite de lo arbitrario, sorprendiendo a la poesía, cuando la poesía se distrae y peleándome con las palabras”.

Finalizaré esta breve nota citando las palabras que Carlos Fuentes le escribiera a su amigo Julio Cortázar quien en ese entonces residía en una remota aldea en el sur de Francia.Querido Julio: te escribo en la necesidad imperiosa de compartir mi entusiasmo. Acabo de leer Cien años de soledad…  …“he leído el Quijote americano, un Quijote capturado entre las montañas y la selva, privado de llanuras, un Quijote enclaustrado que por eso debe inventar al mundo a partir de cuatro paredes derrumbadas. ¡Que maravillosa recreación del universo inventado y reinventado!¡Que prodigiosa imagen cervantina de la existencia convertida en discurso literario, en pasaje continuo e imperceptible de lo real a lo divino y a lo imaginario!”

Maracaibo 22 de abril, 2018